RELLENOS

ESTETICA

- TRATAMIENTOS FACIALES

Los rellenos, que pueden ser de colágeno o ácido hialurónico, se aplican en pequeñas cantidades debajo de la piel a través de una aguja muy fina. Normalmente para aplicarlos se utiliza anestesia mediante una crema o frío local, o una mínima inyección en zonas más sensibles como los labios. 

Este procedimiento nos permite atenuar los efectos del envejecimiento tanto en hombres como en mujeres. Se utiliza para rellenar partes del rostro, del cuello y del escote. Ayuda a corregir arrugas, patas de gallo y líneas de expresión, a aumentar el volumen y el grosor de los labios y a moldear los pómulos, el mentón o las líneas de la boca. También se utiliza para mejorar cicatrices de varicela o acné.

Los resultados del tratamiento son inmediatos y la duración depende del relleno utilizado y de cómo lo acepta el organismo. El ácido hialurónico generalmente se reabsorbe en seis o doce meses, mientras que el colágeno dura mucho más.