PEELING

ESTETICA

- TRATAMIENTOS FACIALES

El peeling es un tratamiento que consiste en exfoliar la piel para modificar la superficie cutánea y de esta manera renovarla. Según la técnica utilizada puede ser mecánico, químico o físico. 

Este procedimiento ayuda a tratar manchas provocadas por la edad o por el sol, arrugas, cicatrices del acné y el Melasma o “máscara del embarazo” (manchas oscuras de color marrón distribuidas habitualmente en áreas expuestas al sol). Existen tres tipos de peelings según su intensidad y la problemática a tratar: superficiales, intermedios y profundos. 

El peeling se puede aplicar en la cara y en el escote. Los resultados se ven a medida que va pasando las sesiones. Muchas veces es necesaria la utilización de cremas de uso domiciliario para complementar el tratamiento.